¿Qué debe llevar una ofrenda?

¿Qué debe llevar una ofrenda?

Escrito por: Adriana García
Editado por: Abner Mendoza
FOTO DE PORTADA: marcobeteta.com

Día de muertos es una de las festividades más importantes de nuestro país, es muestra de nuestra gran riqueza cultural, el reflejo de nuestras raíces, la mezcla entre viejo y nuevo mundo, en otras palabras; es aquel sincretismo entre nuestros sentimientos prehispánicos y los pensamientos españoles.

Bien sabemos que la muerte para los mexicanos no es el fin de la vida, es un paso a un nuevo comienzo, tenemos claro que simplemente ellos se adelantaron en el camino, que no mueren en nuestros corazones, que, aunque su cuerpo ya no está, su presencia siempre se hará sentir y mientras nosotros no los olvidemos… Su paso por el mundo terrenal, jamás habrá sido en vano. Nuestros muertos regresan año con año para acompañarnos en estas festividades, es por eso, que poner las ofrendas en estas fechas, para nosotros es algo muy importante, una tradición que no debemos olvidar, ofrendar para nuestros muertos es el reencuentro ritual que nos hace dialogar con su recuerdo.

PODRÍA INTERESARTE: ¿Por qué debo poner una ofrenda?

Hoy nos gustaría compartir contigo parte de los elementos esenciales que debe tener una ofrenda y el significado de cada uno, es importante mencionar que según la región algunas cosas son agregadas, esto debido a la cosmovisión que tiene cada pueblo, así mismo recordarte que estos elementos contienen cada uno su encanto y misticismo:

Agua: Fuente de vida, se le ofrece a las ánimas para saciar su sed después de su largo recorrido y algunos otros mencionan que también está, representa la pureza del alma.

Sal: Funge como elemento de purificación del cuerpo, para que así no se corrompa en su viaje.

Velas: La finalidad de este elemento es “luz” simboliza la esperanza, la flama titilante es la guía para que las ánimas puedan llegar a sus antiguas moradas. En varias culturas cada una de las velas representa a un difunto.

 
FOTO: mimorelia.com

     Dato curioso: Antiguamente se ocupaban trozos de ocote, encendidos para así mostrar el camino a sus difuntos, a la llegada de los españoles es cuando se comienza a usar velas.

Copal e incienso: Se utiliza para limpiar el lugar de malos espíritus y así el alma pueda entrar sin ningún peligro.

     Dato curioso: Los antiguos mexicanos usaban únicamente el copal, ya que no conocían el incienso, posterior a la llegada de los españoles, se comenzó a utilizar este.

Flores: Adornan y aromatizan el lugar durante la estancia del ánima, se asimila normalmente el alhelí y la nube a la pureza y ternura, por eso no pueden faltar en tu ofrenda. En muchos lugares del país se acostumbra a adornar con cempasuchil (Zempoalxóchitl), ya sea en flor o deshojada formando caminos, pues se cree que al ser muy aromática y colorida; marca el camino de las almas con su olor.

FOTO: melodijolola.com

Petate: Dentro de los múltiples usos de este elemento se encuentra el de cama o mesa y en este particular día, ayudará a que las almas descansen y como mantel para sus alimentos.

El izcuintle: Este peculiar animalito no puede faltar en los altares, pues este especial perrito ayuda a las ánimas a cruzar el caudaloso río Chiconauhuapan, que es la última prueba para llegar al Mictlán.

PODRÍA INTERESARTE: LA FLOR DE LOS 20 PÉTALOS

Papel picado: Especialmente en color morado, rosa y naranja simbolizan la unión entre la vida y muerte por medio del aire.

Pan: Representa la fraternidad y no puede faltar en las ofrendas. Por otra parte, se piensa que el pan de muerto con su particular diseño está representando el Tzompantli, mejor conocido como muro de cráneos.

Comida: Sea mole o barbacoa con todo y consomé, la buena comida y favorita del difunto, no puede faltar y tiene como objetivo deleitar al ánima que nos visita.

Retrato: Foto del difunto(s) al que se dedica la ofrenda.

Calaverita de azúcar o chocolate: Aunque en un inicio eran de amaranto (pues el azúcar no existía como tal) estas figuras también fueron modificadas con el paso de los años,  haciendo alusión a la muerte, estas deliciosas piezas en la actualidad ya pueden dedicarse colocando en la frente el nombre del susodicho. 

La bebida o licor: es para que recuerde los grandes acontecimientos agradables durante su vida y se decida a visitarnos.

Cruz: Este elemento se agregó posterior a la evangelización con la finalidad de que el ánima pueda expiar sus culpas pendientes.

FOTO: mundoejecutivo.com.mx

Frutas: Particularmente la caña, pues en algunas regiones de México esta hace alusión a los huesos del difunto.

Objetos temáticos: Estos se colocan como referencia para quien fue dedicada la ofrenda, es decir; instrumentos musicales, objetos deportivos, etc… de acuerdo a los gustos del familiar o amigo.

Algunas ofrendas se encuentras por niveles, desde 1 hasta 7, esto normalmente los siente se relacionan de manera católica a los pasos para descansar en paz, aunque muchos otros dicen que originalmente llevaba solo 3 niveles los cuales hacían referencia al plano terrenal, inframundo y plano celeste.

Estos son los elementos que no pueden faltar en tu ofrenda, recuerda que es una tradición milenaria que tiene sus orígenes en los antiguos altares precolombinos y que con el paso de los años se ha modificado, es por eso que te pedimos entender el significado que tiene y no dejar morir esta tradición.

 

.template-index main.wrapper { max-width:100%; padding:0; } .template-index main.wrapper>* { max-width: 1060px; margin-left: auto; margin-right: auto; padding-left:30px; padding-right:30px; } #shopify-section-slideshow { max-width: 100%; width: 100%; padding:0; } .flexslider .slides img { width:100%; }