La magia de viajar

La magia de viajar

Escrito por: Elizabeth Pérez C.

Editado por: Abner Mendoza

 He puesto en práctica la maravillosa labor de escribirte a ti mientras viajo a otro lugar, para lograr transmitirte la sensación de recorrer la carretera y la emoción por llegar a nuestro destino para que vivas el viaje conmigo.

Como viajera Trösten muchas veces romantizo la idea de salir a conocer el mundo, pero después de cada viaje, llego a la conclusión de que cada lugar nuevo que conocemos, es de las mejores cosas que podemos regalarnos. Te invito a continuar leyendo este articulo y prometo darte razones poderosas del porqué viajar es mágico.

A lo largo de nuestro camino aprendemos sobre las distintas y vibrantes percepciones de lo que creemos que somos, de lo que descubrimos que somos capaces, pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué viajas? ¿Cuál es tu necesidad de tu ser por conocer el mundo?

Seguramente nos mueven cosas muy diferentes a cada uno de nosotros, pero también hay razones que compartimos más de uno, que además nos ayudan conocer nuestra luz interna y sumar armonía a nuestro ser:

  • La vida se vuelve emocionante cuando nuestros ojos miran por primera vez: la profundidad del mar, la imponente montaña, el silencio del desierto o el atardecer en alguna ciudad nueva.
  • Aprendemos de los demás. Viajar siempre nos enseña a través de otros lo maravillosa o difícil que a veces puede ser vida, sin embargo, viajar nos brinda ese dulce destello de la tradición oral.
  • Abrimos nuestra perspectiva a realidades que desconocíamos y qué, con suerte, podrán ser parte de nosotros para siempre.
  • Reflexionar y hacernos empáticos con la madre naturaleza y con todo lo que nos regala.
  • Despertamos nuestra capacidad de asombro y crece ante las maravillas del mundo.
  • Podemos aprender mucho sobre los sentimientos, a escucharnos a nosotros mismos y de quienes nos rodean.
  • A veces uno tiene que alejarse un poco para ver con más claridad. Si este es tu caso, aprenderás sobre la importancia del espacio y el tiempo.
  • No importa si el viaje es corto o largo, lo importante es nunca cargar equipaje pesado que entorpezca el viaje. Aprende a ser un viajero ligero de alma, de mente y de corazón y verás que el viajar, siempre te hará libre

Recuerda, eso que amas hacer, es lo que eres. Y por favor, nunca pero nunca, pierdas tu capacidad de asombro ante la vida.

Etiquetas 
.template-index main.wrapper { max-width:100%; padding:0; } .template-index main.wrapper>* { max-width: 1060px; margin-left: auto; margin-right: auto; padding-left:30px; padding-right:30px; } #shopify-section-slideshow { max-width: 100%; width: 100%; padding:0; } .flexslider .slides img { width:100%; }