¿Qué pasó esa noche en Sierra Gorda?

¿Qué pasó esa noche en Sierra Gorda?

Escrito por: Adriana García y Elizabeth Pérez
Editor: Abner Mendoza

Cuando viajamos, todos vivimos diferentes aventuras que podemos recordar con ciertas esencias que van desde lo romántico y divertido hasta algo aterrador. Todos hemos escuchado leyendas o relatos de situaciones misteriosas que han ocurrido durante un viaje, algunas les encontramos explicación y otras se quedan en el misterio. Por esta razón, hoy te contamos una anécdota que, hasta la fecha, no hemos podido explicar.

Mi compañera Eli y yo, Adri, viajamos juntas a Sierra Gorda un octubre del año pasado para un tour del cual teníamos muchas expectativas por sus atractivos naturales e imponentes montañas, característico del lugar. Desde la mañana comenzamos con actividades en las zonas más representativas de la sierra, caminamos y anduvimos explorando los lugares que la naturaleza y el medio nos ofrecía, sin duda, uno de los mejores viajes que hemos compartido juntas.

PODRÍA INTERESARTE: Los duendes del rancho

Después de un día lleno de travesías, nos dirigimos al hotel, el cual es el más viejo de Pinal de Amoles y de los únicos 4 hoteles que existen en la población; un lugar peculiar por su diseño de construcción tipo hacienda. Nos instalamos en la habitación (donde nos quedaríamos juntas), salimos a cenar y a recorrer Pinal de Amoles. Para quien lo conoce, sabrá que es un pueblito fantasma que data con muchos años desde su construcción, que resguarda innumerables sucesos históricos.

Ya entrada la noche, nos dirigimos al hotel para descansar, ya que al día siguiente teníamos que salir de madrugada a nuestro siguiente destino, hicimos una rutina de noche normal, como la de cualquier persona y cada una se durmió por un lado de la cama.

Lo que relataremos a continuación es algo que nunca podremos explicarnos pues ambas tenemos diferentes versiones de lo que paso esa noche…

-Eli- En la madrugada comenzó a sentirse mucho frío y se escuchaban pequeños ruidos provocados por el viento, pero lo que finalmente me despertó fue escuchar el teléfono de Adri sonar, al parecer era una llamada, contestó y habló con la persona, cosa a la que no le di importancia y me volví a dormir. Minutos después sentí que Adri se levantó y supuse que iba al baño, cuando un fuerte ruido volvió a despertarme, estaba abriendo la puerta de la habitación, pero como todo hotel de madera antiguo, hizo un estruendo rompiendo con la quietud de la habitación, la vi parada al borde de la puerta asomándose al pasillo y le pregunté qué era lo que pasaba…

-Adri-  Recuerdo despertar de golpe y sentarme a la orilla de la cama pues tenía un sentimiento de angustia, una necesidad inquietante por salirme de la habitación, me puse las sandalias y caminé hacia la puerta, intente abrirla, pero estaba atorada, por lo tanto, la siguiente vez jale con fuerza hasta que abrió provocando un fuerte crujido en la habitación. Me asomé por el pasillo en dirección a las escaleras esperando encontrar algo, lo cual fue difícil por la neblina que cubría el patio central, en ese mismo instante escuché la voz de Eli preguntándome qué era lo que pasaba… Cuestión que a la fecha no puedo responder, no sé porque estaba parada afuera de la habitación. Confundida por lo que había pasado, entré de nuevo y me acosté a dormir.

- Adri- La alarma sonó 4:30 hrs. Me desperté y me paré a apagarla, pues mi celular se estaba cargando del otro lado de la habitación, prendí la luz y Eli seguía recostada y fue cuando me percate que la cama estaba movida, de inmediato le pregunte a Eli porque la cama estaba de esa manera, no supo responderme o darme alguna explicación.

PODRÍA INTERESARTE: Carreteras embrujadas de México

-Adri- Ya una vez despejadas totalmente del sueño observamos de nuevo la cama y platicamos sobre lo que pudo haber pasado, pues estaban totalmente movidas la base y el colchón, no encontramos ninguna respuesta lógica que nos explicara que había sucedido. Comenzamos a platicar sobre lo ocurrido la noche anterior y Eli preguntó quién había llamado en la madrugada, a lo que respondí que nadie y que no había respondido ninguna llamada, pues el celular siempre se estuvo cargando del otro lado de la habitación, juntas revisamos el registro de llamadas, la última había sido a las 20:00 hrs.

-Eli- Rápidamente nos alistamos para salir al tour, pero durante todo ese día mantuvimos la duda de lo que pasó esa madrugada. Siempre nos preguntaremos que pasó esa noche de octubre y por qué la cama estaba movida y cómo es que en ningún momento nos dimos cuenta. ¿Qué fue lo que la movió o quién? ¿Por qué no nos dimos cuenta del movimiento de la cama? ¿Qué fue lo que angustió a Adri para salirse de la habitación? ¿Qué era lo que esperaba ver en el pasillo esa madrugada? ¿Quién le llamo? ¿Por qué escuche que hablaba con alguien?

Hay muchas incógnitas de esa noche que quizá jamás sabremos…

*Basado en hechos reales*

 

 

.template-index main.wrapper { max-width:100%; padding:0; } .template-index main.wrapper>* { max-width: 1060px; margin-left: auto; margin-right: auto; padding-left:30px; padding-right:30px; } #shopify-section-slideshow { max-width: 100%; width: 100%; padding:0; } .flexslider .slides img { width:100%; }