¿Cuál es el origen de los chiles en nogada?

¿Cuál es el origen de los chiles en nogada?

Escrito por: Adriana García
Editor: Abner Mendoza

Este emblemático y delicioso platillo poblano, conocido muy bien por todos los mexicanos, viene a nuestras mesas cada año durante la ya conocida temporada de agosto a septiembre. Según los relatos y las historias, se dice que tiene su origen cuando las monjas agustinas del convento de Santa Mónica, en el Estado de Puebla, decidieron crear este manjar gastronómico para celebrar la Independencia de México, pero más que eso, para ofrecer un regalo inigualable a Agustín de Iturbide. 

Sin embargo, el arqueólogo Eduardo Merlo, quien actualmente es el Coordinador de Arqueología en el centro INAH de Puebla y autor del artículo “El mito de los chiles en nogada y la bandera de las tres garantías”, niega la versión popular que conocemos de este platillo mencionando que:

El chile en nogada fue un platillo que el caudillo disfrutó, pero no fue inventado para él (…), era un platillo que ya existía y no como plato fuerte, sino como postre”.

Según lo mencionado por Merlo, el verdadero origen data del Virreinato de la Nueva España donde los pobladores tenían una gran tradición repostera, prueba de ello, son las monjas que por muchos años se ha dicho popularmente “son las mejores cocineras y reposteras” y lo corroboran sus deliciosos descubrimientos como las natillas, jamoncillos y rompopes, sólo por mencionar algunos. Asegura el arqueólogo que en aquella época durante celebraciones importantes los banquetes eran muy abundantes con un aproximado de 14 tiempos; las monjas solían decir que creaban platillos nuevos en cada ocasión, para que de esta manera, los invitados pudieran presumir de probar por primera vez dichos manjares y así es como se dice, surgieron los tradicionales chiles en nogada.


Exquisito chile en nogada

Dentro de los ingredientes actuales que acompañan el relleno este delicioso platillo, se encuentran el durazno, manzana, pera, acitrón, almendras y piñones, por mencionar algunos; según menciona Merlo:

“En España acostumbran a rellenar el pimiento de algo y por eso a las monjas se les ocurrió rellenarlo de fruta y capearlo, para presentarlo como postre”.

Cuando Iturbide llega triunfante a Puebla después de proclamar el Plan de Iguala, las monjas ya habían escuchado las historias y apoyadas de su ingenio y astucia…

“Elaboraron el postre (que ya existía), pero lo bañaron en salsa de nuez de Castilla, lo que le daba una blancura y le pusieron verde el perejil y rojo la granada” …

…para posteriormente conocer este postre como “chile relleno de frutas bañado en salsa de nuez”.

Seguramente ahora te debes estar preguntando ¿en qué momento se volvió plato fuerte? Bueno, pues esto fue debido a que llego un momento en el que la economía del país no permitía grandes banquetes, cosa que obligo a reducir tiempos y que a alguien se le ocurriera agregarle carne al relleno de frutas, a quien agradecemos infinitamente por tan brillante idea.

.template-index main.wrapper { max-width:100%; padding:0; } .template-index main.wrapper>* { max-width: 1060px; margin-left: auto; margin-right: auto; padding-left:30px; padding-right:30px; } #shopify-section-slideshow { max-width: 100%; width: 100%; padding:0; } .flexslider .slides img { width:100%; }