¿Cómo nos afecta el uso del celular en el día a día?

¿Cómo nos afecta el uso del celular en el día a día?

Escrito por: Abner Mendoza

Hoy en día las funciones que tiene nuestro smartphone van más allá de hacer llamadas o enviar simples mensajes. Cuentan con un sinfín de aplicaciones para todo tipo de necesidades, permitiéndonos tener redes sociales que nos acercan con amigos de la infancia o con familiares que viven en otro país. Además, tienen cámaras de alta resolución que nos permite tomar fotografías increíbles y un cómodo teclado integrado a la pantalla que aparece solo si necesitas escribir algo.

Indudablemente, nuestro teléfono celular se ha convertido en nuestra herramienta de vida para muchas actividades que realizamos de forma cotidiana, sin embargo, si no tenemos buen hábito de uso y dominio sobre él, puede tornarse en nuestro talón de Aquiles.

Hace algunos días escuché una conferencia que un mentor de jóvenes compartía respecto a la forma en la que tu teléfono inteligente te arruina y quiero compartir ciertos puntos contigo.

  1. Nuestro teléfono nos lleva a procrastinar.

Etimológicamente, el significado de ‘procrastinar’ es ‘postergar hasta mañana’, pero no va solo en aplazar una actividad, sino, es dejar de hacer algo importante que requiere dedicación y tener conciencia de la decisión que estamos tomando, aunque sepamos que tiene consecuencias.

Si no tienes autocontrol en el tiempo y actividades que realizas en tu celular, puedes perjudicar tu trabajo, tus calificaciones y hasta tus relaciones personales.

PODRÍA INTERESARTE: ¿Qué pasa si un bebé nace en un avión? (¡Da click aquí!)

  1. El uso constante del teléfono nos hace apáticos.

Al scrollear todo el tiempo de contenidos en las redes sociales,  obtenemos un alto estímulo de imágenes y videos de todo tipo sin ningún filtro.Esto nos hace ajenos ante situaciones delicadas y normaliza temas sociales sensibles.

  1. Nuestro cerebro jamás descansa.

Al tener nuestro cerebro sobre-estimulado, no nos permite concentrarnos en una sola actividad. Pensamos en diversas situaciones al mismo tiempo y no permitimos descansar nuestra mente del ‘ruido’ que tiene.

El mundo actual es dominado por los celulares

  1. Nos juzgamos a nosotros mismos todo el tiempo.

No estamos conformes con nuestra vida y por ello, buscamos mostrar unas redes extraordinarias y reconocidas, proyectándonos en el día a día ‘ordinario’ de alguien más para sentirnos realizados. Desgraciadamente, en muchas ocasiones esto se refiere a un "montaje".

  1. No nos conectamos con el mundo, nos desconectamos de él.

Seguramente has sido parte de una cita o reunión donde las personas prefieren revisar redes sociales para ‘conectarse’ con los demás, y dejan a un lado el momento especial de estar físicamente juntos, al preferir mostrar un post de la reunión, en la que nunca convivieron.

Definitivamente es necesario reflexionar sobre los hábitos que tenemos con nuestros teléfonos celulares. Nos hace falta pensar un poco más en el presente y entender la importancia de aprovechar la compañía de la gente que nos rodea.

Si te interesa ver la conferencia en la que está basada este artículo, te comparto la liga:

https://www.youtube.com/watch?v=GCzhnYdyOrI

.template-index main.wrapper { max-width:100%; padding:0; } .template-index main.wrapper>* { max-width: 1060px; margin-left: auto; margin-right: auto; padding-left:30px; padding-right:30px; } #shopify-section-slideshow { max-width: 100%; width: 100%; padding:0; } .flexslider .slides img { width:100%; }